La transfobia aumenta en El Salvador

La transfobia sigue siendo actualidad en El Salvador. No es ninguna novedad (por desgracia) el hecho de que las mujeres trans sean atacadas por las calles de este país de América Central. Las ciudades, en ocasiones sin distinción alguna, son escenario de abusos y delitos de odio de forma diaria. San Luís Talpa es la protagonista en este caso.

Tres mujeres de la misma localidad salvadoreña fueron asesinadas en el transcurso de tres días por lo que estamos hablando de un dato más que peligroso. Daniela, Yasuri y Elisabeth eran los nombres de las víctimas de las cuáles, la última de ellas fue atacada cuando iba al entierro de las dos anteriores.

El Salvador, un país cargado de transfobia

La noticia del aberrante asesinato de estras tres mujeres trans no es nada nuevo para El Salvador. Desde hace muchos años conocemos casos de chicas que viven amenazadas y se sienten completamente desprotegidas por el sistema a todos los efectos.

Bandera de El Salvador

Ante un gobierno que no hace nada para poner medidas en este tipo de agresiones, los asaltantes se sienten con la máxima libertad de poder golpear hasta la muerte a cualquier persona transexual que se les apetezca. Las activistas LGTBI son quiénes ponen algo de cartas en el asunto tratando por todos los medios que se conozca la realidad en la que vive este grupo y qué es lo que puede pasar con ellas.

Ninguna de nosotras quiere salir de nuestro país natal, pero nos vemos obligadas a salir y buscar asilo en Estados Unidos y otros países para proteger nuestras vidasafirmó Karla Avelar, directora de la Asociación Comunicando y Capacitando a Mujeres Trans (Comcavis Trans)

Las leyes por transfobia en El Salvador siguen siendo insuficientes

Sabido es que el gobierno no mueve un dedo cuando se trata del asesinato o la persecusión hasta la muerte de una mujer transexual. En octubre de 2015 se introdujo una reforma del Código Penal de El Salvador que añade lo siguiente: “Se han producido repudiables crímenes por intolerancia y odio, especialmente dirigido contra víctimas por razón de su género, identidad y expresión de género u identidad sexual. Tales delitos deben ser investigados y sancionados con todo el rigor de la ley

En aquel entonces, este párrafo se consideraba todo un avance en la realidad LGTBI de las personas transexuales en el país. A pesar de ello, los crímenes siguen dándose por todas las ciudades y en la gran mayoría de las ocasiones ni siquiera se sabe quién fue el agresor o se lucha por conocer la identidad del mismo. Este desprecio por parte del gobierno es una forma más de transfobia que debemos detener entre todos.

Desde 2015 hasta la fecha se han contado buena cantida de asesinatos a mujeres trans por el mero hecho de serlo. Este detalle supone un atentado contra la integridad física de la persona y de lógica vemos cómo el miedo se va apodernado de cada una de ellas hasta sentir que su propio país es quién les da la espalda en todo momento.

Karla Avelar, presidenta de COMCAVIS Trans

Karla Avelar es la activista que con más fuerza reivindica lo que el país necesita para que poco a poco se reconozcan los derechos de las personas LGTBI en cada ciudad. Su nombre es el más sonado a la hora de hablar de transexualidad en El Salvador pero esto, sin dejar de ser positivo para la visibilidad, también le supone un peligro a ella misma. En una entrevista la mujer reconoció que sentía miedo cada día porque no sabía cuando sería el últimpo que iba a estar con los suyos.

Existen importantes peticiones para la visualización de los asesinatos por transfobia y plataformas como Change.org son las que se encargan de ir moviéndolas de un lado a otro para que se conozca cuál es la carencia de derechos de estas personas en su propio lugar de origen. ¡Estaremos al tanto de cuáles son las evoluciones en este espacio!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *