Dos tunecinos han sido condenados por “parecer gay”

El titular parece de broma pero la noticia es mucho más seria de lo que podamos llegar a imaginar. Dos tunecinos han sido condenados por “parecer gay y es que éste ha sido su único delito según los últimos informes que se han estado emitiendo.

Un tribunal de la ciudad tunecina de Susa ha dictaminado la prisión de dos jóvenes de 20 y 21 años porque supuestamente estaban manteniendo relaciones sexuales. Los hechos los tenemos que analizar desde el pasado mes de diciembre que fue cuándo fueron “descubiertos” y sometidos a malos tratos tanto físicos como psicológicos e incluso pasaron una prueba de examen anal al que someten a los acusados por homosexualidad en Túnez desde tiempos remotos.

Bandera de Túnez

“Parecer gay”, una condena  más que injusta

Túnez es uno de esos países en los que la homosexualidad está castigada con hasta tres años de prisión. La cantidad de hostilidades que se dejan ver cuando se sospecha que una persona es gay resulta terrible. Sin embargo, puede haber casos mucho peores y “parecer gay” se ha convertido en uno de ellos.

Achref y Sabri son dos hombres que estaban tranquilamente por la calle el pasado 8 de diciembre cuando la policía tunecina les detuvo ante su aspecto aparentemente gay para que pasaran a hacerse una serie de test. La humillación en este país es un hecho cada vez que se da un caso así y dentro del interrogatorio, tal y como hemos indicado, también se dejaron ver los famosos exámenes anales que tanto repudio provocan.

La asociación LGTBI Shams que es la que lleva todos los casos de discriminación en este país; así como la Liga tunecina para los Derechos Humanos trató por todos los medios impedir que se realizara la prueba sexual a los jóvenes puesto que sin duda, es algo que debería estar terminalmente prohibido.

En un principio, ante la presión, parece que dicho examen no se iba a realizar pero después de unas de las entrevistas que se le hicieron a los chicos ambos afirmaron que sí habían tenido efecto. Éstas que fueron realizadas en el hospital de Farhat Hached, dieron resultado negativo pero aún así, la sentencia del juez ha concretado que la pareja es gay y con ello deberán estar al menos ocho meses en prisión.

Mounir Baatour, presidente de Shams LGTBI

Mounir Baatour, abogado y presidente de Shams, ha rechado la pena considerándola una completa injusticia. A pesar de que en Túnez las leyes condena la homosexualidad de las personas, lo cierto es que no hay ninguna prueba física de que sta pareja sea gay y para más cólera, la prueba del examen anal dió negativo.

La discriminación es una realidad a la que no podemos dar la espalda y tanto Achref como Sabri aseguran que llevan meses de calvario pero que no se quedarán de brazos cruzados sino que lucharán con uñas y dientes para que sus derechos queden respaldados por la poca justicia que pueda haber. ¡Estaremos al tanto de las novedades!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *