Rumanía aprueba prohibir el matrimonio igualitario

Rumanía es uno de esos países europeos que está haciendo todo lo posible para que la discriminación hacia los colectivos LGTBI se haga realidad cuanto antes. El pasado viernes la Cámara de los Diputados apoyaba con una imensa mayoría la prohibición del matrimonio igualitario dejando claro que este tipo de uniones solo podían ser entre un hombre y una mujer.

La iniciativa de la Coalición por la Familia ganó 232 votos a favor, 22 que estaban en contra y al menos 13 abstenciones. De esta manera, conociendo los datos, estábamos ante un apoyo para la no visibilidad de los homosexuales y por supuesto, toda la negación de derechos que la medida supone. A pesar de que la propuesta tiene que llegar ahora hasta el Senado y conseguir algunos votos favorables más, no cabe duda de que los tendrá de inmediato.

Bandera de Rumanía

¿Cuáles son los peligros del no al matrimonio igualitario en Rumanía?

Todos los que estamos unidos en la lucha por los derechos de las personas homosexuales, sabemos qué tipo de repercusión tiene que este país de Europa central apueste por la discriminación del colectivo. Rumanía lleva tratando de poner en marcha esta ley desde julio de 2016 por lo que estamos hablando de más de un año de gestiones administrativas.

El Tribunal Constituacional dio su visto bueno a la alternativa de un referédum con el que se pudiese vetar algo tan importante como la unión legal entre dos personas que se quieren. Con más de tres millones de firmas ésta seguía adelante tirando por el suelo cualquier esperanza para el Colectivo LGTBI más acérrimo. Casi un año después esta iniciativa se ha hecho real con una aplastante mayoría que nos asusta a todos.

La familia se funda por el matrimonio libremente consentido entre los esposos, en base a la igualdad de estos y al derecho y deber de los padres de asegurar el crecimiento, la educación y formación de los hijos” es lo que sigue citando el artículo 48.1 de la Constitución rumana. Desde aquí se puede ver que no hay mención alguna al sexo de la pareja y es precisamente lo que ahora se cambiará con la aprobación de la nueva ley.

Manifestación a favor del matrimonio igualitario en Rumanía

Rumanía, un país que no destaca por su calidad LGTBI

La prohibición del matrimonio igualitario en Rumanía no ha supuesto una sorpresa para casi nadie. Si estás informado sobre cuáles han sido sus hazañas hacia el colectivo desde los primeros tiempos, te darás cuenta que históricamente, no hay demasiado que reseñar.

La homosexualidad quedó vigilada en el país durante el periodo comunista suponiendo todo un terror para las personas que vivieron en aquella época. Si bien es cierto que en el año 1996 se despenalizó como no moral tampoco es que desde entonces haya habido muchos avances. La última ley anti-gay quedó abolida en 2001 y solo aquí hubo una pequeña esperanza de realidad LGTBI.

Traian Basescu, presidente de Rumanía hasta 2014, afirmó durante su campaña electoral de 2004 que no veía nada malo en que el matrimonio LGTBI se aprobase. El Partido Socialdemócrata, su oponente, usó este recurso para ganar votos de aquellas personas que iban contra la igualdad y apostaban por la discriminación. Hoy, años más tarde, se sabe que su opinión es contraria al colectivo.

Estando en 2017 actualmente se entendía que la diversidad no se veía como algo ofensivo pero seguimos dando con países dentro de Europa que están en contra de los matrimonios entre personas del mismo sexo. Rumanía con esta ley se une a los ya conocidos; Armenia, Bulgaria, Bielorrusia, Croacia, Eslovaquia, Hungría, Lituania, Letonia, Moldavia, Montenegro, Polonia, Serbia y Ucrania dónde igualmente existe esta prohibición.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *