Los padres de Jay Griffin riden homenaje a su hijo trans

Jay Griffin era un chico trans que, como otros muchos de los que ya se ha hablado, no pudo soportar la presión y falta de aceptación por parte de la sociedad. En la mañana del 25 de mayo de esta mismo año el cuerpo sin vida del joven de trece años se dejó ver en su habitación. Según algunas fuentes fiables, a pesar de todo su empeño por salir adelante, no ser reconocido como transgénero era demasiado doloroso.

Después del tiempo transcurrido y de haber apaciguado un poco el dolor, los padres del joven han querido ponerse en contacto con diversas organizaciones LGTBI a fin de mandar un mensaje a todas esas personas que como su hijo, se han sentido rechazadas y movidos por la angustia. “Jay era un fiel defensor de la Comunidad LGTBI. Debemos educar a nuestros hijos desde el respeto y conseguir que hagan un uso apropiado del pronombre en base al género. Jay sigue buscando el equilibro entre la aceptación social y su validación personal” fueron algunas de las palabras que la madre del chico dijo en su funeral.

Jay Griffin // Padres de Jay Griffin

Jay Griffin, otro chico trans que se ha quitado la vida

Resulta frustrante encontrarnos con noticias como las que tenemos aquí. Si bien es cierto que en el caso de Jay Griffin damos con unos padres que en todo momento estuvieron apoyando a su hijo, el trato recibido en la escuela y el desprecio de sus compañeros fue mucho más fuerte. En una de las entrevistas, Erin Georgia, madre del chico, aseguró que él llevaba en tratamiento psicológico desde hace algún tiempo y había ido a terapia de grupo en más de una ocasión. Al parecer todo estaba bien e incluso tocaba gustosamente el clarinete en la banda de colegio…

Los padres de Griffin, pasando por el sufimiento que supone la pérdida de un hijo, se han puesto manos a la obra proclamando la lucha por las minorías sociales. “Me preocupa amar, aceptar y tratar de entender su perspectiva. Siempre hemos amado y aceptado a nuestros hijos tal y como son” han sido algunas de las palabras de su madre.

Erin Georgia ha destacado que es católica desde pequeña y que cree en Dios como la que más. Sin embargo, esto no le ha impedido en ningún momento preocuparse por las necesidades de su hijo y ayudarlo a descubrir quién era realmente. Los mensajes que la mujer ha compartido en su muro de Facebook dejan ver cuánto quería a su hijo y cómo le echa de menos.

La pérdida de este joven no es más que otra vida que se cobra la intolerancia y en la gran mayoría de los casos, el no saber educar a nuestros hijos en la igualdad y el respeto tratando de alguna forma, conseguir que día tras día, la visión sea más inclusiva. Para terminar, os dejamos con unas sinceras palabras de su madre Erin:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *