Ana Brnabic, primera ministra lesbiana de Serbia

Ana Brnabic podría convertirse en la primera ministra abiertamente lesbiana de Serbia. Desde agosto del año pasado, esta mujer de 41 años de edad está haciendo sus pinitos dentro de la política y, aunque formalmente no pertenece a ningún partido, si que su nombre suena en la categoría desde hace tiempo. El pasado 15 de junio, el nuevo presidente del país, Alex Sandar Vucic, comentó su iniciativa y desde entonces, es noticia en todo el mundo.

Diplomada en Administración de Empresas en Estados Unidos, Brnabic se ha interesado siempre por el gobierno serbio. Una formación de postgrado en marketing en Reino Unido hizo que por un tiempo experimentara con otras opciones. Su nombramiento para el cargo de ministra será todo un avance en la Comunidad LGTBI.

Ana Brnabic, primera ministra LGTBI de Serbia

La visibilidad de Serbia con Ana Brnabic

Serbia es un país que no destaca especialmente por sus posiciones a favor de los homosexuales. Corría el año 2012 cuando el gobierno prohibió la celebración del Orgullo LGTBI por ejemplo. Ana Brnabic, como jefa política de Serbia puede dar un giro impresionante en la actitud de todos. El nuevo presidente ha confiado en ella desde el principio y, el hecho de que sea abiertamente lesbiana, no le supone un problema.

He decidido proponer al Parlamento de Serbia a Ana Brnabic como primera ministra designada. Posee cualidades personales y profesionales para ejercer esa función. He indicado la seriedad del trabajo y la necesidad de gran dedicación, y estoy convencido de que ella lo va a cumplir” ha declarado Alex Sandar Vucic.

El nombramiento de esta mujer no ha recibido únicamente opiniones positivas y es que por todas partes podemos leer cómo grupos extremistas deniegan sus posibilidades. La derecha Serbia se ha opuesto de manera inminente pensando que es un paso atrás escoger a Brnabic para el puesto. Dragan Markovic, líder de Serbia Única, asegura que el cargo tendría que ser para “un padre de familia que tenga hijos” De esta manera, vemos cómo la discriminación sigue cobrando protagonismo.

En cualquier caso, son muchos más los votos que Ana tiene a su favor y es esto lo que gusta a los grupos democráticos. Serbia, siendo un país mayoritariamente ortodoxo con una homofobia pronunciada, podría ir cambiando poco a poco hacia la igualdad y garantizando la diversidad sexual más pronto que tarde. Os dejamos con un vídeo dónde se anuncia la noticia:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *