Alan Turing, la trágica vida de un genio homosexual

Alan Turing es un hombre al que le debemos mucho. Padre de la computación moderna y nombre estrella en la victoria de los británicos en la Segunda Guerra Mundial, no podremos olvidarnos de él nunca. La homosexualidad, considerada una enfermedad en aquella época, fue lo que terminó con su vida. Condenado por gay -y castrado químicamente- se suicidó en 1954.

Apasionado de las matemáticas y de la lógica, desde muy pequeño los puzzles y rompecabezas eran su pasatiempo favorito. Sus padres fueron los primeros impactados por el entusiasmo de Alan así que buscaron la forma de potenciar la creatividad que tenía. Brillante en los estudios, terminó por graduarse en la Universidad de Cambridge para más tarde ser profesor del King´s College.

Retrato del matemático Alan Turing

¿Por qué Alan Turing fue un hombre a tener en cuenta?

Enigma fue el invento más famoso de la Segunda Guerra Mundial. Alan Turing ganó protagonismo cuando fue capaz de descifrar casi cada uno de los mensajes que mandaban los militares. Gracias a su mente matemática la encriptación de códigos no era ningún problema. Inglaterra pasó de estar temblando por una derrota segura a formar parte del conjunto ganador.

La informática moderna ha bebido bastante de los diseños de Turing. Cuando se habla de ídolos como Steve Jobs o Bill Gates, no podemos olvidar que Alan fue el ideólogo y éstos dos los que lograron su comercialización. Las investigaciones históricas y las ganas de que este genio saliese a la luz es lo que ha conseguido que hoy todos sepamos de sus logros.

Despedido de su puesto de trabajo por homosexual, gracias al papel tan importante que juega la informática en nuestros días, consiguió el “indulto real” el pasado 2013. Bletchley Park fue la casa de campo aislada en la que trabajó Alan con su equipo. En 1970 se vio todo lo que su  figura supuso para acortar la guerra en unos cuántos años. Hoy se le considera un héroe único en su especie.

Bandera Reino Unido/Bandera LGTBI

El triste final de Turing por ser homosexual

La homosexualidad fue ilegal en Reino Unido hasta 1967. En 1952 unos ladrones entraron a robar en la casa de Alan Turing. El matemático compartía la vivienda con su novio desde hace algunos años. Denunciado a la policía, las autoridades le condenaron a la castración química. Entre el sufrimiento y la depresión, se quitó la vida en 1954 con una manzana que él mismo envenenó.

Su vida posterior se vio ensombrecida en su condena por la actividad homosexual, una sentencia que ahora consideraría injusta y discriminatoria y que ahora ha sido derogadadeclaró a favor Chris Grayling, el Ministro de Justicia británico de entonces. Ser gay en Reino Unido hoy no es ningún problema pero antes todo resultaba demasiado complicado.

Alan Turing es hombre que debemos recordar siempre. No solo entregó sus conocimientos a la causa del país en guerra sino que en el momento en que le juzgaron por ser gay, asumió la culpa de forma inmediata sometiéndose al “tratamiento“. La locura que supone hoy en día es precisamente lo que ha hecho que le recordemos en este apartado de Historias LGTBI.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *