Escuela segregada de Australia acepta a un estudiante trans

La escuela Mentone Girl´s Secondary School de Melbourne ha aceptado a su primer estudiante trans. Oliver nació con genitales femeninos pero desde muy pequeño sabía que algo fallaba en su cuerpo. Tenía nueve años cuando salió del armario confirmando a sus padres su verdadera identidad.

El centro en cuestión es “solo para chicas” pero ha hecho una pequeña excepción con este niño. “Cuando salí del armario pensé que iba a ser un gran problema porque ésta era una escuela de chicas y yo soy un chico” declaró recientemente el pequeño. Australia, país pionero en la inclusión del Colectivo LGTBI, cuenta con leyes y organizaciones que defienden la identidad de género. En esta escuela ha sido el primer caso pero en otras se vieron algunos más.

Australia se muestra se muestra a favor de los estudiantes trans

El caso de Oliver no ha sido el primero que se ve en un colegio segregado de Australia. El estado de Victoria ya ha registrado a otros estudiantes trans en sus diferentes entidades. El Departamento de Educación obliga a todos los centros a respetar la identidad de género de cada uno de ellos. Esta medida favorece a la inclusión desde el inicio.

Mentone Girls Secondary College, Melbourne (Google Street View)

Carol Duggan, director del Mentone Girl´s ha manifestado su entusiasmo con la nueva identidad del chico. “Oli está ayudando sin saberlo a las próximas generaciones de estudiantes que pasen por este centro. Cuando estás acostumbrado a trabajar en un centro con un solo sexo lo más difícil al principio es acostumbrarse a utilizar los pronombres correctos. Sin embargo, es mucho más importante seguir ofreciendo un entorno seguro y que apoya a todos nuestros estudiantes

Como estudiante trans que comparte clase con chicas, Oliver se siente muy satisfecho. Él es consciente de la oportunidad que tiene y de que el centro se ha mostrado favorable con su decisión. “Muchas estudiantes se preocuparon por la forma en la que iban a funcionar las clases o las reuniones, o si los profesores aún podrían decir <Buenos días, chicas> Entiendo que esto es un colegio de chicas y es la constumbre, así que no voy a enfadarme por eso” ha relatado el joven.

Australia nuevamente nos da una lección sobre cómo tratar a la Comunidad LGTBI. A pesar de que el conflicto acerca del matrimonio igualitario sigue siendo una jungla, en muchos otros aspectos destaca por su transparencia. Oliver se ha quedado en el Mentone porque éste es su último año de curso y cambiar le suponía una preocupación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *