Savannah es una niña lesbiana de trece años de edad que ha sufrido el desprecio de la iglesia que tanto afirmó protegerla desde su nacimiento. La pequeña que no cuenta con el repudio de sus familiares, inició un discurso de lo más emotivo que los responsables no le dejaron acabar. La pequeña, que se expresa